Si Pékerman fuera presidente

Cayeye
By Cayeye abril 25, 2015 15:20

Si Pékerman fuera presidente

Se acerca la copa América y Colombia alista todo su arsenal para dar la batalla. Con jugadores de factura que se desempeñan con lujo de detalles en el balompié
europeo, dirigidos por un técnico como José Pékerman, que ha demostrado su sapiencia al frente de la selección que a buena hora el destino lo puso en el camino, gracias a aquel sonado desliz del “Bolillo”.

Pékerman, un técnico estudioso, estratega como ninguno que pudo sacar a una selección del ostracismo y la hizo brillar con luz propia hasta llevarla al mundial de futbol en Brasil y obtener un gran protagonismo que hoy todavía se recuerda… no en vano se ha ganado la tercera posición en el ranking de la FIFA.

Paralelo a ello, en La Habana, Cuba, y bastante aden­trado en los diálogos de paz con las FARC, Colombia se juega el futuro, con Juan Manuel Santos, entrena­dor, perdón presidente de la República a la cabeza; un oportunista político de la oligarquía bogotana que se hizo reelegir con el propósito de extinguir la guerra y devolverles la tranquilidad a los colombianos.

Sin embargo el camino no ha sido un lecho de rosas, y muchos se preguntan si el estratega, perdón presidente, ha perdido el rumbo y si se requiere otro técnico para por lo menos no perder este crucial encuentro, no con los guerrillos sino con el mundo que nos mira en general.

¿Qué sería de Colombia si en vez de Juanma nos dirigiera Pékerman? ¿Cuál sería la estrategia del gaucho y cuál la alineación? Entonces hagamos uso de la imaginación y transportémonos a la posibilidad de que Pékerman dirija el partido de la paz, narrado por el campeonísimo Édgar Sepea…

“… saltan a la cancha los equipos: de norte a sur, los dirigi­dos por Timochenko, el imbatible hasta ahora equipo de las FARC, en sentido contrario, los once guerreros de la selección nacional de Colombia convocados por Pékerman…

… curiosamente en esta selección nacional no están las estrellas que han logrado los más impactantes triunfos de Colombia en su historia; y es apenas lógico, los James, Jackson, Falcao, Guarín, Cuadrado, entre otros, son muy inocentes e ingenuos como para enfrentarse a las columnas móviles de las FARC, de tal manera, que Pékerman que sabe dónde follan las garzas, convocó a los más avezados y traicione­ros animales políticos convencido que su plan será ganador…

… Suena el silbato y el balón se pone en movimiento. Pékerman ordena llenar el medio campo para frenar los ataques de las FARC, mientras mira de reojo a su lado a Timochenko, técnico rival, quien carga un escapulario con estampitas de Tirofijo y el mono Jojoy…

… el partido entra en calor, y Pékerman demuestra que es un zorro e ingresa al troglodita marcador central Moreno de Caro que en su primera maniobra defensiva vuelve cáscara de huevo la tibia y el peroné de Romaña, que estaba montando un retén a la entrada de las 18. Salen ambos del partido. La intensidad aumenta y el equipo colombiano comienza a sentir la presión del equipo de las FARC, la extorsión se intensifica y el combinado patrio se repliega en su propia área…

… un descuido de la defensa de Colombia permite que Pablo Catatumbo llegue al fondo y lance un cilindro bomba que afortunadamente pasa muy alto de la portería y explota allá atrás en la tribuna, al lado de la escuela, en medio de la gente…

… con diez hombres cada equipo, el partido no pierde in­tensidad. Granda, el canciller de las FARC hace un túnel y se escapa por la frontera; Joaco Gómez le copia y triangula el balón y manda un pase –no una línea- al callejón donde está un guerrillo en posición de gol quien no puede parar la bola y las FARC pierden la mejor opción de gol del encuentro…

-Édgar, Édgar- INTERRUMPE OTRO LOCUTOR. Ese no es un jugador normal, es una silueta de cartón de Simón Trinidad que la cúpula de las FARC lleva a todas partes, con razón no se movió en la jugada…

… gracias por ese detalle compañero… el juego continúa, Pékerman al mejor estilo uribista ordena a sus jugadores atacar y bombardear los campamentos que la guerrilla instaló en el campo de juego; las FARC se dispersan por toda la cancha y las minas quiebrapatas dificultan el transporte del balón; en la tribuna empiezan a escucharse silbatinas e im­properios porque los equipos se han dedicado a especular y a no dar espectáculo…

… el equipo de las FARC comienza a sentir el peso de los años, salvo su guardapalos, la atractiva holandesa Tanja Ni­jmeijer, a quien todos le quieren meter la pelota en su arco, claro está, el promedio de edad de los jugadores del equipo de los insurgentes está arriba del sexto piso…

… Pékerman entiende la situación y ordena a sus jugadores intensificar el bombardeo de centros al área. No tarda en aparecer el gol producto de la desesperación de los faruchos y la certera puntería de los soldados profesionales…

… Timochenko la está viendo pelúa, y propone una tregua y arreglar por las buenas, pero es muy tarde; Pékerman ya tiene el control …

… La columna móvil Teófilo Forero de las FARC hace un último movimiento ofensivo intentando romper el cerco, pero son neutralizados por los comandos jungla que los obligan a retroceder hasta el área de candela; Pastor Alape huye despa­vorido por las alcantarillas con Timoleón Jiménez; mientras Timochenko es capturado en los camerinos…

…el juego termina, la paz es una realidad, el público vibra de emoción; y José Néstor Pékerman, es alzado en hombros y paseado por toda la ciudad…

Soñar no cuesta nada.

Write a comment

No Comments

No Comments Yet!

Let me tell You a sad story ! There are no comments yet, but You can be first one to comment this article.

Write a comment
View comments

Write a comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Reconocimientos Cayeye

El periódico Cayeye no se podía quedar atrás en otorgar reconocimientos y entregará los suyos a los Samarios de Calidad en cultura y las artes, la política, la academia, el deporte, la ciencia, y la bacanería, entre otros. Los lectores serán quienes elegirán a sus preferidos.