Sexo en el Parque de los Novios pan de cada día

Cayeye
By Cayeye abril 25, 2015 18:16

Sexo en el Parque de los Novios pan de cada día

parque noviosDespués del sonado caso de sexo en el parque de los novios, donde una libidinosa pareja desbordó sus deseos convirtiendo una silla en escenario para su idilio de amor, la comunidad samaria y en especial la que frecuenta el centro histórico se encuentra anonadada por los casos repetitivos que se han venido suscitando. El hecho ya es comidilla de las matronas del centro, de oficinistas, secretarias, bebedores, jibaros, vendedores ambulantes y administradores de negocios.

Aunque las cámaras del Palacio de Justicia y de algunos establecimientos que cuentan con este recurso tecnológico no han podido detectar tales escenas, fuentes fidedignas aseguran que se dan con frecuencia. Unos dicen que lo hacen por las noches, muchos afirman que a plena luz del día y otros que hasta amanecen pegados y que todo obedece a que el parque carece de autoridad; que todo es producto de la escasa iluminación; o que el entorno bohemio-rumbero es alcahueta de estos acontecimientos.

Por su parte, en algún lugar de la geografía colombiana, a manera de interviú, fue abordada por la unidad investigativa de CAYEYE la pareja protagonista del escándalo de aquella ardiente noche de noviembre. Al cogerlos a cuello corto nos comentaron que se encuentran muy apenados y que nunca existió la intención en poner el hecho de moda, pero lo que sí es cierto -añaden con picardía- es que el lugar es inspirador. Dicen, que ese lapsus inte-rruptus se dio más por un flechazo de cupido que andaba rondando, más no por los excesos de alcohol.

Pero en la resaca afloraron los arrepentimientos, tanto, que debieron solicitar ayuda profesional de un psicólogo. Matilde, (nombre ficticio para preservar la identi-dad de la amante) oriunda de Ocaña, Norte de Santan-der, asegura que después del suceso no ha podido estar en paz, que la reconocen en la calle y la silban, a la vez sufre de acosos sexuales y laborales permanentes que fueron causantes de la pérdida de su empleo.

En el mismo sentido, Teófilo, el amante, chivolero de marras (con nombre cambiado también) prestigioso docente del departamento, se ha mostrado bastante indignado, especialmente por la incomprensión de la ciudadanía que los ha lapidado moralmente por tan insignificante hecho, del que sólo puede decir fue una noche de copas. Dice además que no es cierto lo que afirma la gente y que el video que apareció en Facebook es un vil montaje de los mismos creadores del caso Zuluaga, a pesar de que los analistas informáticos lo calificaran de auténtico.

Lo preocupante ahora, luego de aquel baño de popularidad del idílico parque, es que las escenas libidinosas siguen en alza, que se hace imposible controlar ese frenesí sexual a pesar que los vecinos los espantan con frecuencia hasta con agua fría. Jaurías de impa-cientes cuadrúpedos acosan incesantemente a las caninas cuando sienten el olor de la guayaba.

Ladran altaneros, aúllan y protagonizan verdaderas contiendas a diente limpio, se meten bajo las mesas a velar a los clientes de los restaurantes y perturban la tranquilidad del turista. Es por ello que las autoridades deben adoptar estrategias para recoger estos animales y ubicarlos en lugares aptos donde se puedan aparear bajo vigilancia veterinaria, e implementar medidas de esteri-lización en pro de una reproducción incontrolable.

Write a comment

No Comments

No Comments Yet!

Let me tell You a sad story ! There are no comments yet, but You can be first one to comment this article.

Write a comment
View comments

Write a comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Reconocimientos Cayeye

El periódico Cayeye no se podía quedar atrás en otorgar reconocimientos y entregará los suyos a los Samarios de Calidad en cultura y las artes, la política, la academia, el deporte, la ciencia, y la bacanería, entre otros. Los lectores serán quienes elegirán a sus preferidos.